CulturALH

Centros

DESCARGAS

Directorio

Calendario

Agosto  2018
L M M J V S D
   
  1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31  

Noticias

Enlaces

“Del Cénit al Nadir pasando por Leonardo”

La sala ‘El Portón’ acogerá a partir del 1 de abril la muestra multidisciplinar “Del Cenit al Nadir, pasando por Leonardo” de Jacinto Lara, uno de los máximos representantes del arte contemporáneo, renombrado en España e internacionalmente, una de las máximas figuras de referencias actuales en Andalucía y profeta en su tierra cordobesa.

Cartel-Jacinto-Lara-br-1

Nacido en el pueblo de Fernán Núñez (Córdoba) en 1953, Jacinto Lara Hidalgo vive actualmente en la capital cordobesa con la que mantiene un declarado romance.

Su trayectoria en el mundo del arte, en diversas facetas (dibujo, pintura, escultura, grabado y escritura) abarca un periodo de casi cuatro décadas, siempre creando, con una obra de gran extensión y significado. Ha recibido numerosos premios y reconocimientos por su labor creativa.

Lector, viajero y observador incansable, enamorado de la diversidad andaluza y de Córdoba en particular y gran amante de las culturas hindú y japonesa, Jacinto Lara nos muestra en su obra que la ausencia dice tanto como la presencia. El discurso y el silencio pueden ser igualmente expresivos.

Alrededor de una treintena de obras entre pinturas, dibujos y esculturas componen esta muestra, primando sobre todo las primeras. Sus pinturas, casi una veintena, son de gran y mediano formato, con las resinas acrílicas, los pigmentos y el grafito como principales técnicas. Jacinto, acostumbrado a trabajar con series, más que con una sola imagen, nos ofrece tres impactantes series, dos de pinturas y una de dibujos en tinta china, en que se hace dueño de la superficie para dotarla de forma y libertad. Por un lado, la serie que dedica al color (azul, blanco, rojo, amarillo), como homenaje a Sengai Gibon, monje zen japonés que entre mediados del siglo XVIII y el siglo XIX, produjo un extenso legado artístico considerado como una de las maravillas del arte universal. Su obra “El universo” es, dentro de su aparente sencillez, un compendio del concepto de escritura como imagen de la palabra, desde un punto de vista plástico, con una línea abstracta repleta de significado que remite al signo y el pictograma, con el trazo en evolución desde la figuración a la abstracción.

Por otro lado, en la más oscura serie “Puertas a ninguna parte”, el artista, que no es ajeno a los conflictos de nuestro tiempo, evoca el desastre y la desolación de la guerra.

“Puentes a ninguna parte” es el nombre de la tercera serie, conformada por 11 dibujos en tinta china bajo el nombre “Agua” y su correspondiente numeración. Y es que los intereses de Jacinto están llenos de simbolismo: el agua, con su direccionalidad, caída y cadencia propia, así como las puertas, los dinteles y las escaleras, como medios de tránsito y portales a otros planos. Influencias que también se observan en sus esculturas, rotundas y a la vez ligeras, con materiales como hierro, acero, madera y art paper, con una personal mezcla entre lo industrial y lo artesano, con escaleras abiertas que nos llevan al cielo o una carta a un colega en forma de flecha, voladora, directa y veloz, que el artista consigue detener y atrapar para nuestro deleite, sin olvidar una obra que hace honor al lema de la muestra. Del astronómico Cénit sobre nuestras cabezas, al Nadir bajo nuestros pies, pasando por Leonardo y su cosmovisión como horizonte, con el que estos puntos forman ángulo de noventa grados.

El depurado estilo de Jacinto tiene mucho de haiku (breves poemas japoneses de métrica muy particular y gran potencia expresiva, basados en el asombro y la emoción) algo que no extraña al espectador cuando conoce su faceta de escritor.

En una primera mirada, en sus obras puede parecer que prima la geometría, algo rígida siempre. En una segunda ojeada, las líneas nos sugieren movimiento pese a su fijeza y su rotundidad. Conviven con el más susurrante gesto del pincel o las manos moldeadoras del artista. Y es que los conceptos contrarios nos ayudan a asomarnos al arte de Jacinto Lara: figura-fondo, Cénit-Nadir, Oriente-Occidente… En ese tránsito que como espectadores realizamos entre los opuestos, al detenernos apreciamos distintas formas en que la obra puede ser vista. O quizá, lo que sentimos es que, en ese tránsito, los diferentes somos nosotros…

La exposición, que será inaugurada el viernes 1 de abril a las 20 horas en la sala ‘El Portón’ con entrada libre hasta completar aforo, podrá visitarse hasta el 21 de mayo de lunes a viernes, en horario de 10 a 13’30 y de 17 a 20 horas y los sábados de 11 a 14 horas.

“El mundo cruje y grita, y el artista es un cronista de lo que sucede”

Jacinto Lara